Preparando la última, día 95: esto está que arde!

Y no precisamente el clima, que de golpe y porrazo se ha instalado el otoño, sin preguntar.

Ayer tocaban series, y como ya viene siendo habitual en las últimas semanas las hice en el río. A esas horas y con esa oscuridad poca gente te encuentras con lo que es bastante cómodo pero los que te encuentras son los «convencidos». Los «convencidos» que saben que llueva, haga frío, viento o todas tres condiciones van a salir a hacer sus entrenos. Algunos son para prepararse para una carrera, otros para mejorar su condición física, no importa la meta: lo importante es hacerlo.

Fueron unas series en las que me encontré muy cómodo en el río dirección mar y muy incómodo dirección montaña. Y es que cuando el viento va a tu favor se agradece… y viceversa. Como ayer eran varias repeticiones pude hacer unas cuantas en una dirección y otras en otra. Lo importante, completar el entreno dentro de los tiempos establecidos (más o menos), fallando en las repeticiones dirección montaña 1 o 2 segundos por serie. Bueno, quien no hace no se equivoca.

Ya voy consumiendo días de entreno y ya van quedando pocos entrenos de aquí al 19. Yo ya huelo a paella!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.