Preparando la última, día 92: de series en el río

Dado que el último día de series en pista sufrí más de lo previsto quise hacer las de ayer en el río, también recomendación de mi entrenador. Hacer las series en el río tiene sus partes malas y sus partes buenas.

Las malas es que, dependiendo la hora, y en esta época del año ya tenemos menos sol, tienes poca luz con la que ver lo que pasa a tu alrededor.Otra es que, si te pasa algo estás bastante solo. Otra es que no tienes una fuente agua donde poder habituallar, refrescarte, etc…

Y otra es el viento, que aunque en pista también lo tienes, no lo sufres con la misma distancia. Si te tocan series de 1000 en pista sabes que, como mucho te van a tocar dos rectas de 125 metros de viento, en cambio, en el río, una serie de 1000 en linea recta es comerte el viento durante 1000 metros. No es lo mismo viento en contra durante 250 metros que durante 1000.

 

Y las buenas. Aunque una de las razones negativas ha sido la luz, ahora lo pongo como algo positivo. Debido a mi trabajo y mis tareas personales me paso un mínimo de 8 horas diariamente delante de una pantalla o varias. Estar un buen rato con poca luz o solo con la luz que producen algunos reflejos me relaja mucho la vista… y la mente. Obviamente hablo de salir en la tarde-noche cuando el sol se ha puesto pero creo que es también aplicable por la mañana, por los beneficios que te aporta ver sol, vegetación y mirar lejos.

Otra, relacionado con lo anterior, es el silencio. En una gran ciudad es difícil tener ni unos pocos segundos de silencio total, o por lo menos, de un sonido leve y aunque en los alrededores del río discurren calles, autopistas, etc… los sonidos son muy leves. Escuchas tu respiración, tu pisada y de noche, los murciélagos. Volvemos a lo mismo de antes. Después de varias horas entre ordenadores, smartphones y demás esto es necesario para mi.

Otra buena es que tenemos el privilegio de contar con una zona asfaltada lineal de casi 5 kilómetros, toda ella señalizada cada 25 metros, con espacio para corredores, ciclistas y paseantes. Además de la zona asfaltada hay zona con cesped. Para mi, tener esto en una ciudad, es un privilegio del cual estoy inmensamente agradecido.

 

Y después de la chapa que os he dado, el entreno no?

Pues bueno, 15 minutos de calentamiento y luego pirámide de series: 5k+4k+3k+2k+1k. Las tres primeras muy bien, debajo de los tiempo objetivo y muy fresco pero amigo, el 2k y el 1k… los hice de subida, dirección oeste y justamente comenzó a soplar viento del oeste a última hora. Se me hicieron muy cuesta arriba y el tiempo que saqué en las anteriores lo perdí en estas. En el global, muy satisfecho por el entreno, todo y ser viernes y acabar hecho una piltrafa.

Seguimos!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.