Preparando la última, día 89: siguiendo una misma dirección pero con diferente sentido

El martes tocó otro día de esos que acabas solo dando vueltas como un hamster en su rueda. O sea, el hamster era yo y la rueda, la pista.

En la primera mitad, 10 series, me acompañaron un par de compañeros, luego, cambio de sentido y 10 más. En total calculo unas 35 vueltas contando las series y las recuperaciones que no eran de vuelta completa. Muy satisfecho por los tiempos aunque no tanto por las sensaciones. En otro entreno ya lo pude constatar y en este ya lo confirmé, y es que cuando doy tantas vueltas a la pista la pierna derecha se me comienza a cargar cuando voy en sentido antihorario, o sea, el sentido de la pista. En un tramo de la tierra hay una pequeña pendiente lateral que quizás hace que no apoyes del todo bien ahí. Cuando son pocas rectas, bien, pero cuando llevas 30 o más me comienza a doler y indefectiblemente me veo obligado a bajar el ritmo. Eso, y para que negarlo, la carga de entrenos que llevo, además de ponerme fuerte también cargan mis piernas. De todas maneras, sin quejas. Es lo que quiero y tengo la convicción total que estos dolores de hoy serán las alegrias del mañana.

Seguimos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.