Preparando la última, día 39: no me llames Dolores, llámame Lola

O me voy haciendo viejo o el parón no me ha sentado nada bien. Esta mañana y antes del entreno tenia un dolor cerca del talón de la pierna derecha, la pierna diferente a donde me di el golpe, que me ha hecho dudar seriamente de poder hacer ni 10 minutos de entreno.

La verdad es que los primeros veinte minutos invitaban a abandonar el entreno. A cada paso, dolor. Poco a poco ha ido remitiendo. Creo que al final me ha escuchado que se fuese por el mismo sitio que había venido.

Ya sabia que todo esto podía ocurrir. Lo importante es mantenerse en el camino.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.