Preparando la última, día 20: à le ville de… Barcelona

Tal día como hoy de hace 25 años se inauguraron los juegos olímpicos en Barcelona y en la entrada de hoy quiero hacer mención especial por todo lo que ha supuesto para esta ciudad.

Los que recordamos la ciudad preolímpica (ya tenemos una edad…) recordamos una ciudad un tanto oscura, de espaldas al mar y creo que de espaldas a todo el mundo. Creo que cuarenta años de tener un país como si fuese un cuartel militar ayudó bastante. Debemos agradecer a aquellos que creyeron en la idea de que celebrar unas olimpiadas le daría un buen lavado de cara a la ciudad. Y vaya si lo hizo…

Ese evento recuperó muchos espacios para las personas en forma de playas, instalaciones deportivas, etc… y una consciencia deportiva por lo que a la práctica entre el gran público se refiere. El deporte ya no era aquello que se lo podían permitir unos pocos. Pasamos de ver unas olimpiadas por la tele a tenerlos en nuestra misma ciudad.

Cada vez había más clubs, asociaciones y, sobretodo, más consciencia de los beneficios de una práctica deportiva moderada y habitual.

Y hoy, que tocaba rodaje suave, quise salir a trotar por una de esas zonas que llegaron con las olimpiadas. Can Dragó, pista de atletismo que yo mismo vi como iba creciendo poco a poco desde detrás de las vallas que siguen siendo las mismas.

En esa época yo estuve apuntado al Club d’Atletisme Nou Barris. Nos entrenábamos fuera de las pistas, antes de que se abrieran y después. Por alguna razón no podíamos entrar cuando ya se inauguraron y nos quedábamos entrenando en las afueras, con la consecuente mezcla de rabia e impotencia de no poder disfrutar de esas instalaciones. Por suerte actualmente este club es todo un referente en la zona con la escuela y también por organizar la bonita Cursa de Nou Barris

¿A donde quiero llegar con todo esto? A la emoción que supone ver que ha pasado en estos 25 años en esta ciudad. A la emoción de ver que las cosas, si se hacen compartidas, son mucho más satisfactorias. A la emoción de ver como hubo un espíritu de trabajar codo con codo, todos a una… deseando que eso no se diluya.

Y para foto una imagen que nos acompaña, también, desde hace 25 años:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.