Preparando la última, día 18: bronceando kilómetros

Con una crema del factor 15. O sea, 15 kilómetros han caído hoy. Bueno, un poco más pero los primeros dígitos son esos. Ya sabéis, el error del GPS…

Domingo, tirada larga. La verdad, he hecho tiradas más largas pero justamente estamos empezando y tener por seguro que, comparando lo que me va a tocar, estos 15 «no son nada». O son aquellos que me servirán para ir devorando kilómetros en entrenos posteriores a la vez que voy descontando días para la última.

La auténtica maratón es comerse los entrenos, día día, llueva, haga sol o digan que va a estrellarse un meteorito en la tierra: mire usted, que se estrelle donde quiera pero yo me voy a entrenar. Solo permítete la licencia de acortar o posponer el entreno cuando realmente tengas algo urgente que atender o estés bastante mal de salud: eres tu y solo tu el que con tu cuerpo y mente vas a estar en el maratón dándolo todo. Y para eso es muy importante dos cosas: completar los entrenos estipulados y en los ritmos estipulados. No te conformes con solo entrenar: «ya está bien». Si, está bien, pero también es importante hacer esas series o ese rodaje en el ritmo objetivo que te has planteado previamente.

Tienes que pensar y actuar al 100% y si puedes, un poco más. Porque, ¿quieres un correr un maratón al 80% por ejemplo? Lo que te quiero decir es que, sea cual sea tu objetivo, cúmplelo. Puede ser simplemente acabar el maratón o querer acabarlo en 3 horas 30 minutos. Está bien, planifica y ve a por ello.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.