Preparando la última, día 2: en serio, ¿series? En serio!

Aquí no hay quien se pare y menos quien haga entrenos flojos. Como diría más de uno, «se acabó el rollo», «se acabaron las mariconadas» o «se acabaron los conciertos y comienza el rock and roll».

Hoy tocaba un poco de rodaje, estiramientos y una buena tanda de series. Por ser el especial de la preparación del maratón mi entrenador me había preparado un entreno… especial. Pues unas series de más de regalo respecto al grupo que vamos a entrenar. Unas pocas más… pero más! 

El entreno, pues que voy a decir, muy bien. Al salir de la ducha lo comentaba con un compañero del grupo. Estos ritmos que llevamos con estas tandas eran inimaginables hace no muchos meses. Esto demuestra que muchas veces tenemos más potencial y podemos dar más de lo que creemos. Y es que nuestra mente nos boicotea más de lo que parece. Hoy mismo, cuando me quedaban dos series por acabar he estado a punto de parar, dentro de mi cabeza iba rebotando la frase «no puedo». Pues bien, la última, ha sido la más rápida con diferencia de las demás, sacando más de 5 segundos que las previas. Y no podía acabar, me dolía esto, aquello, me escuchaba el noseque, flato… Como se dice por ahí «flato en la cabeza».

Por una parte estoy contrariado, por aquello de que todo el grupo hace una cosa y yo hago otra. Pero por otra parte, y es con lo que me quedo, estamos todos ahí, tanto en el previo como luego. Nos apoyamos, nos reímos, nos miramos con la cara de estar muertos… pensando en acabar un buen entreno y luego darnos una buena y merecida ducha.

Lo que me llevo del día: puedo dar más de lo que creo. Ahora se trata de interiorizarlo y soltarse en esos entrenos de calidad aunque acabes así:

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.